martes, octubre 15, 2019
Inicio Ideas para hacer el Camino de Santiago

Ideas para hacer el Camino de Santiago

Las mejores ideas para hacer el camino de Santiago se caracterizan por ser clave para que el desarrollo de la actividad sea cómodo y placentero. Pero para que esto resulte de la mejor manera es fundamental tener un buen conocimiento integral sobre el camino.

Se trata de un elemento que ayuden a mejorar la calidad del viaje, la experiencia y las vivencias. En el siguiente post presentamos una serie de ideas que mejoran la ruta, haciendo de esta una muy agradable.

De por sí el Camino de Santiago es una ruta muy especial. Sin importar el motivo de porqué lo hacemos, el resultado será satisfactorio. Sin embargo, siempre debemos tener un motivo claro y al hacerlo podemos planificar mejor nuestra ruta.

Conozcamos cuáles son esas ideas para hacer el Camino de Santiago uno completo e inolvidable. Veamos de qué se tratan estas ideas que recomendamos con garantía ponerlas en práctica.

Empacar para el camino de Santiago

Con respecto al equipaje del Camino de Santiago las ideas suelen ser enmarcadas en la comodidad. Se trata de un equipaje ligero pero completo, en donde todo esté resguardado lejos de la humedad. Una buena idea es embalar todo en bolsas plásticas herméticas para que en caso de lluvia o caídas el contenido no entre en contacto con el exterior.

Estaría doblemente protegido por la primera capa de la mochila y la segunda interna de la bolsa. En general todo lo que llevamos dentro debe ir embalado en bolsas plásticas y si las sellamos al vacío mucho mejor.

El bolso debe ser ergonómico y especial para viajes, que tenga muchos compartimentos y sea ajustable. Además, con esto podemos hacer una buena distribución del peso dejando abajo lo más pesado, en medio lo de peso moderado y arriba lo liviano.

Ropa para el camino de Santiago

La ropa para el camino de Santiago puede tener variantes porque la temporada o época del año que elijamos para ir puede hacernos cambiar de ropa. Obviamente entre verano e invierno el tipo de ropa es diferente por eso hay que evaluar y tener claro cuándo vamos a ir.

La protección es fundamental. El calor y el frío en el camino de Santiago pueden ayudarnos o ralentizar nuestra avanzada considerablemente. Por eso, si vamos en verano la ropa debe ser calidad y fresca. Una idea es llevar pantalones largos que se conviertan en cortos al retirarle una parte.

Las franelas o camisas deben ser impermeables o repelentes al agua. Este invento se ha convertido en la mejor amiga de los montañistas. Por último, los calcetines deben ser cómodos junto a la ropa interior, esta se podrá lavar en la vía así que no es necesario llevar tantas. El calzado es clave para que cada paso sea firme y sólido, con equilibrio y lleno de energía.

Los albergues

Si nuestra elección es ir en una temporada alta al Camino de Santiago debemos saber qué hacer con anticipación. Una maravillosa idea es contratar el servicio de albergue con tiempo y pagarlo con anticipación. Cuando tomamos el Camino Francés como nuestra ruta, debemos saber que es el más visitado.

Esto genera un colapso en la ruta de niveles increíbles haciendo que muchos peregrinos no cuenten con habitación. Al tomar la delantera y llamar para apartar aseguramos un dormitorio en cada descanso.

Hay caminos en donde no son muy transitados y por eso los albergues suelen no abrir. Ubiquemos previamente al que queremos llegar y hacer todos los contactos necesarios para contratar los servicios.

Servicios en el Camino de Santiago

Los servicios del Camino de Santiago se han convertido en la mejor idea del recorrido. Especialmente a la hora de trasladarse o transportar la mochila. Los peregrinos que optan por hacer la ruta a pie pueden contar con el servicio de traslado del equipaje.

Se trata de un método en donde caminamos sin el equipaje o la mochila y esta es llevada por otros medios hasta el destino que elijamos. Llega a tiempo y con mayor seguridad y nos permite andar sin peso.

También está el servicio de traslado al peregrino el cual varía en función a nuestras condiciones y posibilidades. Podemos hacerlo a caballo o en coche para llevar sin tener mucha exigencia física. Estos se componen de tramos en donde distribuimos bien los trayectos para disfrutar del camino.

Por último, está el servicio de cocina en los albergues, allí podemos preparar alimentos variados por un costo extra. A pesar de llevar comida fácil de comer y digerir es necesario alimentarnos bien. Aquí está una excelente opción para cocinar en el camino de Santiago.

Camino de Santiago en Bici

El camino de Santiago en Bici es un método muy popular que los peregrinos optan por hacer. Si no sabes cómo trasladar tu bici al punto de partida hay empresas encargadas de hacerlo por ti. Se trata de operadoras turísticas que incluyen el traslado de tu equipo de dos ruedas.

Por otra parte, al considerar hacer la ruta en bici debemos empacar objetos adicionales para esta. Debemos incluir las herramientas que nos servirán mucho en caso de alguna falla con la bicicleta. Hacer el recorrido en dos ruedas es una excelente idea, pero es importante contar con todo lo necesario para la bicicleta.

Mapa del camino de Santiago

Cuando usamos un mapa en el camino de Santiago estamos mejorando las posibilidades de llegar en mejor tiempo y reduciendo los riesgos del camino. Bien sea uno virtual o físico es fundamental tenerlo actualizado. Podemos encontrar las rutas en sistemas de mapeo privados que venden las capas virtuales.

Contar con este medio de ubicación geográfica como guía es una excelente idea. Las rutas son difíciles, pero con un mapa podemos llegar con mayor confianza. Las señalizaciones son de gran calidad, pero en algunos caminos carecen de esto.

Los principales están muy bien identificados, pero otros no tienen las líneas marcadas generando posible confusión. Por eso recomendamos mucho incluir un GPS o un mapa del camino para mejorar la experiencia.

Viajar en grupo o en pareja

Hacer el Camino de Santiago en grupo o en pareja nos da mayor seguridad que hacerlo solo. A pesar de ser una vía muy concurrida cualquier te puede echar la mano. Sin embargo, nada como contar con personas conocidas o de confianza para hacer este viaje.

Por eso es una buena idea contagiar con el espíritu de Santiago de Compostela a otros viajeros. Animemos a un buen grupo de personas a hacer la ruta juntos para disfrutar mejor del camino.

Eso sí, todos deben estar bien de salud, buena condición física y estar dispuestos a hacer del viaje una buena aventura. Dejemos en casa a quien no cumple con estas características. A menos, que recorran el camino en vehículo.